Skip to main content

logo

BLOG
Cambio de tendencia post-COVID: de pisos en ciudades a casas adosadas en la periferia16/08/2021

La llegada de la COVID-19 ha provocado un giro de 180 grados de nuestra rutina. El confinamiento ha ocasionado que se deban reorganizar y volver a establecer cada una de las prioridades de nuestra vida. Por ese motivo, el hogar ha sido, sin lugar a dudas, uno de los protagonistas a la hora de realizar cambios. Antes de que el virus irrumpiera sin avisar en nuestro día a día, el ritmo frenético de la rutina hacía que muchas personas pasaran por casa, pero quizás se olvidarán de vivir en ella. La implementación del teletrabajo ha sido un punto de inflexión para muchos españoles, ya que ha modificado sus demandas hasta el punto de generar una necesidad de cambiar de vivienda.

De la ciudad a las zonas periféricas

Uno de los principales cambios que la pandemia ha otorgado, ha sido el descenso del interés por las grandes ciudades. Y es que, la posibilidad de teletrabajar desde casa ha reducido la necesidad de acudir a trabajar a la ciudad. Poder hacerlo desde casa ha creado nuevos hábitos en nuevas ubicaciones. Por esa razón, el sector inmobiliario ha experimentado un incremento notable de la demanda de zonas periféricas situadas a 30 o 50 km de las grandes urbes.

El hecho de que los clientes del sector inmobiliario decidan alejarse del frenesí que caracteriza a las ciudades, es debido a la necesidad de mejorar en calidad de vida. Además, la flexibilidad que ofrece el teletrabajo permite que algunas personas que aún deben acudir de vez en cuando a las metrópolis se decanten por comprar segundas residencias situadas en zonas rurales donde poder trabajar a distancia siempre que sea posible.

Vivienda unifamiliar, la gran favorita

Casi 100 días de confinamiento domiciliario han generado nuevas necesidades en gran parte de la población. Más luz, más amplitud o elementos exteriores como jardines con piscina o grandes terrazas se han convertido en algunas de las nuevas tendencias post-COVID. Cualidades que caracterizan a la vivienda unifamiliar. De hecho, a finales de 2020 se alcanzó la cifra más alta de la historia en cuanto a compraventa de este tipo de viviendas se refiere: un 22,5% de las transacciones totales. A su vez, la vivienda colectiva se situó bajo mínimos con un 77,48% de las transacciones.

Las casas adosadas son unas de las grandes favoritas ahora mismo y ya representan el 30% de las búsquedas de los clientes del mercado inmobiliario. La amplitud que las caracteriza contribuye a que se pueda elaborar una distribución flexible dentro del hogar. El hecho de que una casa pueda ser versátil es fundamental. Que se pueda utilizar una habitación para teletrabajar durante la semana, pero que, a su vez, durante el fin de semana se pueda destinar a una zona de disfrute, como un gimnasio o una sala de estar, es una de las demandas más aclamadas.