Skip to main content

logo

BLOG
‘Coliving’: la nueva tendencia inmobiliaria que presenta grandes oportunidades de negocio14/12/2020

Las nuevas tecnologías, el trabajo a distancia y el estilo de vida nómada han creado nuevas formas de vivir y compartir experiencias. Años atrás, vimos aparecer el término ‘coworking’, un espacio de trabajo compartido por profesionales de distintos sectores. A partir de esta idea, surge el ‘coliving’, una forma de compartir vivienda, donde no solo se comparten zonas comunes, sino también aficiones. Ya sean estudiantes o jóvenes emprendedores, el objetivo principal es generar más experiencias laborales y sociales.

En este tipo de alojamiento, los inquilinos solo se preocupan por el pago mensual, ya que este incluye servicio de limpieza, mantenimiento y los suministros (agua, luz, gas, internet). Algunos también tienen espacios coworking, biblioteca y gimnasio. El propietario mismo, o una empresa contratada, se encarga de proporcionar todas estas comodidades.

Aspectos importantes de esta nueva tendencia inmobiliaria

Existen grandes beneficios tanto para los arrendatarios como para los arrendadores en esta modalidad de alquiler: los propietarios de las viviendas pueden llegar a duplicar sus ingresos anuales; para los inquilinos, además de las ventajas mencionadas anteriormente, el ‘coliving’ es un modelo de alojamiento flexible, que les permite abandonar la vivienda cuando deseen, sin ningún tipo de obligación de permanencia.

Actualmente no existe una normativa que regule este tipo de viviendas, por lo que los derechos y obligaciones entre propietario e inquilinos no están establecidos. Esto podría causar problemas frente a una situación de impago, aunque de momento el público objetivo se constituye por un perfil con un poder adquisitivo alto que no presentaría inconvenientes a la hora del pago.

Oportunidades de inversión

Siendo un mercado relativamente nuevo, las oportunidades de crecimiento son muchas, sobre todo para los inversores. En este caso, el propietario tiene más capacidad de generación de valor gracias a la oferta de servicios, comodidades y experiencias, por encima de la ubicación y los metros cuadrados del inmueble. De hecho, las propiedades destinadas a ‘coliving’ suelen ser entre 1,5 y 2,5 veces más rentables que las de un alquiler convencional.

El futuro del coliving

La pandemia de la COVID-19 ha reforzado el sentimiento de soledad y la necesidad de ser parte de una comunidad. En este contexto, el ‘coliving’ y la idea de comunidad tendrá mayor demanda en el sector inmobiliario.

La situación global necesitará un tiempo para adaptarse a los cambios y las nuevas necesidades de la sociedad: el ‘coliving’ deberá evolucionar y posiblemente diversificarse hacia públicos más específicos como, por ejemplo, las generaciones más mayores y las start-ups, entre otros.