Skip to main content

logo

BLOG
¿Cómo afectará al consumidor la tendencia a la unificación bancaria?05/04/2021

CaixaBank y Bankia están protagonizando la fusión del momento, con la que se creará el primer banco del mercado español con un volumen de activos superior a los 650.000 millones de euros, una red de más de 6.700 oficinas y unos 20 millones de clientes.

Pero, más allá de estas cifras, esta fusión responde a una transformación profunda del sector financiero español que busca, mediante la unificación, seguir siendo un sector rentable, y esto conlleva algunas consecuencias negativas inmediatas, como la destrucción de empleo: se calcula que la mencionada fusión afectará unos 8.000 puestos de trabajo. Pero ¿cómo afecta a los consumidores esta tendencia a la unificación bancaria?

Menos competencia

Por regla general, la competencia beneficia al consumidor, pues es este el que tiene el poder para elegir, y cambiar, si no le conviene, de producto o servicio en cuestión en base a sus necesidades y expectativas.

En el ámbito financiero, disponer de menos oferta (bancos) donde elegir conlleva menos capacidad de negociación y, en el contexto actual, estas fusiones pueden incidir en un endurecimiento de las condiciones financieras con la finalidad de sanear los propios balances resultantes de la fusión.

Este panorama de unificaciones y absorciones, como indica nuestro CEO, Vicenç Hernández Reche, puede favorecer a la banca mediana, la cual podría captar mediante condiciones financieras atractivas clientes a la fuga de las entidades fusionadas. Asimismo, las soluciones derivadas del sector fintech ganarán protagonismo como proveedores de financiación.

Operativa básica: cambio de cuenta bancaria y domiciliaciones

Ante la posibilidad de unificaciones bancarias, surgen dudas al respecto de las condiciones en los productos contratados: qué puede pasar con la hipoteca, cómo va a quedar mi cuenta bancaria, cambios en las políticas de comisiones, etc.

Por norma general, las cuentas bancarias pueden cambiar de número (adoptando el del banco principal), pero el cambio de domiciliación de recibos en las cuentas acostumbra a ser automático, exonerando al consumidor de realizar esta notificación con los distintos consumos y servicios contratados.

¿Se garantizarán las condiciones actualmente contratadas?

Por lo que respecta a las condiciones de los productos contratados, estos dependerán de la duración de los mismos: si son productos de duración determinada, como podrían ser las hipotecas, las condiciones se garantizan mientras dure el contrato, salvo acuerdo por ambas partes.

Si, por el contrario, son contratos de duración indefinida, como una cuenta corriente o una cuenta de ahorro, sí que podrían sufrir modificaciones en sus condiciones de manera unilateral, con aviso previo de uno o dos meses y de acuerdo con los nuevos criterios del banco fusionado resultante.

Por lo que respecta a las comisiones, cada banco tiene una política concreta por lo que, tarde o temprano, se tenderá a unificar. En este sentido, cabe remarcar que cualquier cambio en la política comercial del banco deberá ser notificada con antelación al cliente para su conocimiento y valoración.