Skip to main content

logo

BLOG
¿Qué es la referencia catastral y para qué sirve?01/02/2021

En la compraventa de un inmueble interfieren muchos documentos, pero uno de los que aporta mayor seguridad al comprador sobre todo en este contexto de auge de compra a distancia, es la referencia catastral. Este código alfanumérico, único para cada propiedad, permite identificar el inmueble en un punto cartográfico concreto, lo que nos da seguridad porque es la manera de demostrar que ese inmueble existe y dónde se ubica. Podríamos decir que la referencia catastral es el DNI de los inmuebles. Te explicamos dónde obtenerlo y que información te aporta.

Dónde conseguirlo

El número de referencia catastral se puede obtener directamente en la Sede Electrónica del Catastro, en el apartado buscador de inmuebles y visor cartográfico, y también en certificados emitidos por el Ayuntamiento, también mediante sus sedes electrónicas.

Otra manera de obtener dicha referencia es por teléfono, llamando directamente al Catastro: 902 37 36 35 o 91 387 45 50.

Por otro lado, si el inmueble es nuestro y queremos ubicar esta referencia, hay distintos documentos donde la podemos encontrar, como el recibo de pago de bienes inmuebles (IBI), en las escrituras públicas o en el registro de la propiedad. En casos de inmuebles de obra nueva, esta información puede tardar en aparecer, con lo que normalmente se proporciona un número catastral genérico correspondiente al solar donde se ubica la obra.

¿Qué información aporta la referencia catastral?

En el portal de la sede catastral podemos obtener datos de distinta índole que nos serán útiles para contrastar con los aportados por el vendedor en una operación de compraventa. Se distinguen en tres apartados:

Descriptivos del inmueble: En este apartado se encuentra información relativa a la clase de inmueble (urbano, rústico, etc.), el uso de éste (residencial, almacén, estacionamiento, etc.), a la superficie construida y al año de construcción.

Cartográficos: Este apartado nos sitúa el inmueble en el plano cartográfico, que a su vez dará información del entorno donde está situado, pues se pueden consultar datos de los inmuebles y servicios colindantes. Este punto de información cartográfica aporta datos sobre delimitaciones de parcela, altura del inmueble propio y del entorno, y los usos de estos. Otro dato que aporta este apartado es la participación de nuestra vivienda de la totalidad del inmueble, expresado en porcentaje respecto la totalidad del inmueble.

Relativos a la construcción: En este apartado podemos ver si tiene otros inmuebles asociados como párking y trastero, la superficie correspondiente a vivienda y a elementos comunes.

Toda esta información nos permitirá saber con más seguridad si los datos aportados por el propietario son exactos referente a metros cuadrados, los años del inmueble o propiedades asociadas. Pero también nos dará una idea aproximada de los costes de esta vivienda relacionados, por un lado, a gastos individualizables que se basan en la participación del inmueble en edificios de viviendas. Y, por otro lado, los relacionados con impuestos como el IBI, donde se tienen en cuenta factores como los metros cuadrados del inmueble en relación con el entorno donde se ubica y los servicios existentes. En definitiva, conocer la referencia catastral de la propiedad es imprescindible en una operación de compraventa para valorar, con más fiabilidad, la viabilidad de la operación que queremos llevar a cabo.