Skip to main content

logo

BLOG
Vuelta a la rutina: el ‘Build-to-Rent’ ofrece precios más competitivos en el mercado del alquiler23/08/2021

El mes de septiembre se caracteriza por su esencia de ‘la vuelta al cole’. En un contexto de retorno al trabajo y a la rutina diaria, los inversores y compradores de viviendas vuelven a cobrar más presencia en el sector inmobiliario, debido al fin de las vacaciones de verano.  ¿Pero, es realmente septiembre un buen mes para comprar una vivienda?

Según las previsiones de los expertos del sector y la tendencia al alza del precio de la vivienda, en el mes de septiembre muchos de los compradores podrían ser partidarios de buscar una buena inversión en el mercado y poder rentabilizar sus compras.

Cambio en la demanda

Tradicionalmente, las grandes ciudades como Madrid o Barcelona se caracterizaban por ser mercados muy activos. Sin embargo, la llegada del coronavirus a nuestras vidas ha provocado que se produzca un cambio en la demanda de esta zona. La implementación del teletrabajo ha provocado que muchos de los posibles compradores busquen vivienda en zonas periféricas a las grandes urbes. La Comunidad de Madrid y el País Vasco son las comunidades donde estas zonas son más caras, con precios de más de 3.117 euros el metro cuadrado.

En este contexto, la demanda actual se centra en casas adosadas y sobre todo con elementos exteriores como grandes terrazas y jardines.  Por esa razón, la flexibilidad de ofrecer la semipresencialdad en el ámbito laboral, por ende, también afecta al comportamiento del mercado inmobiliario.

La consolidación del build-to-rent

Otro de los fenómenos que se encuentra en auge, y poco a poco se está consolidando, es la construcción de viviendas destinadas al alquiler, o también conocido como: build-to-rent. Esta nueva tendencia dentro del real estate ha captado el interés de muchos inversores y se espera que a finales de año registre un incremento de más del 15%.

Aquellas personas que deben asistir de forma presencial a su puesto de trabajo muchas veces optan por buscar un alquiler situado cerca de él. Por esa razón, el build-to-rent ofrece unos precios más competitivos, ya que la oferta dentro del mercado del alquiler aumenta. En este contexto, muchos inquilinos optarán por esta solución, sobre todo en las zonas más congestionadas.

Otra de las cualidades del build-to-rent es que al ser las empresas las que se encargan de gestionar estas viviendas, el contrato de duración del alquiler se prolonga durante más tiempo. Es decir, la ley establece que, si se trata de un alquiler entre particular y sociedad, este durará siete años, en lugar de cinco. Además, el inquilino podrá disfrutar de un inmueble nuevo y que normalmente tiene servicios complementarios como, zonas comunes, lavanderías o zonas gastronómicas. Una oferta muy atractiva para las personas que se encuentran en busca de un nuevo hogar.